¿Por qué tener un Cocker spaniel americano?

Con un porte regio y elegante, gracias al que luce un aspecto realmente señorial, combinado con un carácter sumamente dulce y equilibrado, este animal conseguirá ganarse nuestro corazón con esa mirada tan tierna en milésimas de segundo. Estos canes resultan los compañeros ideales para todos aquellos dispuestos a brindarles su cariño.

Características del cocker americano

El cocker spaniel americano es la raza más pequeña, con un peso de entre 10 y 12 kilos en las hembras y 12-15 kg los machos, y una altura a la cruz entre los 33-36 centímetros en el caso de ellas y 36-39 cm en ellos. La distancia comprendida entre el punto más alto de la cruz y el suelo debe de ser algo más corta que la que haya entre la punta del esternón y la punta de la nalga, sin ser nunca el animal de cuerpo largo y bajo.

La esperanza de vida del american cocker spaniel suele ser de entre 12 y 14 años en los ejemplares más longevos, siempre que hayan recibido los cuidados oportunos y sus necesidades se hallen cubiertas de la mejor manera.

Carácter del cocker spaniel americano

Como ya nos deja ver con su tierna y dulce mirada, el american cocker spaniel es un perro extremadamente cariñoso y amigable, que nos brindará todo su amor y se volcará en los suyos con una lealtad infinita. Los cocker en general son muy cariñosos y alegres, su apariencia de peluche refuerza esa dulzura, pues nos entrarán ganas de achucharlo constantemente debido a lo atentos y afectuosos que se muestran con sus tutores, así como la delicadeza con la que tratan a los niños y otros animales.

Se trata de perros muy equilibrados, que son activos pero sosegados, cariñosos pero no pegajosos, sin duda son sagaces y responden rápidamente a los estímulos ambientales. Se trata de animales que gustan de juegos y ejercicios, sobre todo aquellos que simulan la caza debido a sus orígenes como perro de caza, pero se adaptan perfectamente a la vida en interiores siempre que se le den paseos regulares.

Cuidados del american cocker spaniel

Para mantener el pelo de nuestro american cocker lustroso y sin enredos hemos de cepillarlo como mínimo una vez al día. Se recomienda también bañarlo regularmente, y si queremos mantener su pelaje en las mejores condiciones y con la apariencia propia de la raza habrá que recurrir a los profesionales, visitando una peluquería canina de confianza para que nuestro perro luzca increíble. Estos cuidados resultan vitales para mantener su pelaje en buenas condiciones, ya que de lo contrario su abundante y denso pelaje estará siempre enredado y eso le dará una imagen descuidada. Si queremos que el arreglo del manto sea el típico de la raza hemos de buscar un profesional que conozca el estándar a la perfección y realice el corte con la destreza requerida. Así mismo, descuidarlo por completo puede propiciar el desarrollo de parásitos y, por ende, la aparición de problemas como la miasis canina.

Una de las atenciones más importantes que hay que dedicarle al cocker spaniel americano es mantener sus oídos siempre limpios y cuidados, ya que son tendentes a los problemas del aparato auditivo. Además, hemos de estar atentos a la posible presencia de espigas o residuos que pudieran ocasionar edemas u otitis, los cuales podrían complicarse y acabar desencadenando en una sordera permanente. Para limpiar los oídos ha de usarse un producto aprobado por nuestro veterinario de confianza para tal efecto, así mismo, será él quien nos explique paso a paso cómo ha de realizarse esta limpieza. Así evitaremos que nuestra mascota sufra molestias y picores, los cuales serán evidentes porque sacudirá la cabeza, le dolerá al tocar la zona y se rascará constantemente las orejas.

Educación del cocker spaniel americano

Los american cocker son en general bastante dóciles, lo que sumado a su maravillosa inteligencia y capacidad de aprendizaje debería facilitar el adiestramiento de nuestra mascota. Pero hay un factor que podría interferir en nuestra labor educadora, el cual no debemos dejar de tomar en consideración, y es que suelen ser perros bastante obstinados y cabezotas, por lo que puede que nos cueste un poco conseguir que comprendan y realicen las órdenes que se les mande.

Por esto deberemos ser constantes en lo referente a su educación, sin recurrir nunca a castigos ni físicos ni emocionales, pues existen técnicas apropiadas para enseñarles sin crear malestar ni dañarlos de ninguna manera. Para ello, acudiremos al refuerzo positivo, el cual en resumidas cuentas consiste en premiar de alguna forma al animal cuando este realice una conducta que queremos que mantenga, o conducta objetivo, para que así entienda qué es lo que debe hacer y qué debe evitar para obtener la recompensa deseada. De esta forma evitaremos que nuestro animal tenga miedos o se muestre reticente a ser adiestrado, momento en el que sacaría a relucir su cabezonería.

Fuente: www.expertoanimal.com

Abrir chat